LA CONSTITUYENTE Y LAS COMUNAS

Por la Comuna Socialista José Pío Tamayo

pio tamayo constituyente
El poder popular enfrenta un nuevo reto, pero no es cualquier reto, por primera ves en la reciente historia de la lucha bolivariana hay la posibilidad no solamente de debatir cómo concebimos el poder, sino que además debemos asumirlo. Esas circunstancias están planteadas en la convocatoria de la asamblea nacional constituyente hecha por el presidente obrero NICOLAS MADURO. Es decir colocar en el escenario las formas orgánicas que el pueblo ha ido construyendo, las políticas surgidas del propio combate por el poder, los planteamientos críticos hacia ese nuestro estado aun burgués y sobre todo el principal reto el debate del programa socialista que siempre había estado en mora, todas estas cosas además de la lucha por la paz, la Venezuela potencia, la defensa del mundo natural, acuden a este momento constituyentista, Además con la posibilidad que los trabajadores y el pueblo comunero en fechas próximas pueda asumir parte de ese poder, por cuanto el rango constituyentista que le pudiera otorgar la asamblea, colocaría a las organizaciones de los trabajadores y la comuna en circunstancia propicias para desarrollar la toma del poder político. No es cualquier cosa entonces el reto que tenemos, ¿Cómo debemos afrontarlo? ? Que cambios significativos debe sufrir nuestra comunas para colocarse a la altura? ¿Qué parte del programa socialista debemos introducir?? Que nuevas instituciones están planteadas? Esas y otras propuestas queremos discutirlas desde este documento que pueda servir de iniciativa de todos los trabajadores y comuneros. Y fíjense que acá no nos referimos a quien o quienes serán nuestros constituyentista porque resulta obvio que serán los mejores hombres y mujeres que llevaran las iniciativas de todos y todas las comuneros y que surgirán al calor de estos debates.
CAMBIOS EN LA COMUNA. NUEVAS INSTITUCIONES
Es indudable que en la lucha por asumir el poder, las comunas y organizaciones populares, de los trabajadores deben producirse cambios significativos en la forma de pensar y actuar, la construcción de nuevas instituciones revolucionarias requiere que los comuneros asuman eso como elemento determinante, no se trata de repetir la vieja institucionalidad burguesa, es de los propios comuneros, fuerza y conciencia como lo haremos. Entendemos que asistimos a este proceso constituyente en el marco de construcción de comunas por todo el país sin un debate del socialismo y la misión comunal como esencia de ello. Esto ha generado en la construcción de comunas de papel, de comunas totalmente apegadas a la lógica burguesa que impone el estado pero también somos testigos de muchas comunas no solo con desarrollo económico propio, sino además con debates avanzados de cara a la profundización de la revolución, allí está el futuro del estado comunal, y en ellas no apoyaremos para las propuestas de arrastrar hacia la revolución al resto de las comunas y a las propuestas de la nueva institucionalidad. Este debe ser la razón fundamental de la constituyente, la construcción de la nueva institucionalidad de cara al desarrollo del nuevo estado, entendemos que la paz, la nueva economía no rentista, la lucha por un mundo mejor respetando la naturaleza, el futuro de la juventud y otras reivindicaciones y temas propuestos tienen ( deben tener) un elemento preponderante que guarda relación con el protagonismo del pueblo y eso solo es posible si enterramos al viejo estado burgués todavía, y será sobre la base de la construcción de uno nuevo construido desde el propio pueblo.. La posibilidad de ser comuna dirigente de este proceso constituyente y de proponer y asumir las nuevas institucionalidad pasa por todo un proceso (que debe ser rápido) de organización de nuestros equipos, de propuestas de movilización atendiendo a la ya vieja política de darle calor de pueblo a las políticas de nuestro gobierno, y a la propuesta de una nueva institucionalidad desde la propia comuna. Sin rectoría del estado.
COMO AFRONTAR EL PROCESO DESDE LA COMUNA
Lo primero que debemos decir es que es desde la comuna como debemos afrontar esta lucha por el poder. COMUNA O NADA, grito Chávez, ese conflicto de clases alrededor del estado debe encontrar una pronta definición a favor de un nuevo estado planteado desde la constituyente, que le de un giro decisivo a la nueva gestión de las políticas publicas desde el protagonismo del pueblo y eso lo haremos con las fuerzas nada despreciable que tenemos ahora porque no hay mas tiempo para hacerlo, el imperialismo ahora mas que nunca esta dispuesto para el ataque y aunque el platillo de la balanza se inclina ahorita transitoriamente hacia el lado de la revolución el equilibrio es aún altamente inestable, no tanto por la correlación interior de fuerzas como por el marco internacional, donde las fuerzas imperialistas – no sólo yanquis – siguen prevaleciendo en forma abrumadora, pese a las notorias dificultades y múltiples reveses que tuvieron sobre todo en lo diplomático.. Ahora la tarea de la nueva gestión desde el pueblo es posible si desde el pueblo organizado se irrumpe una nueva oleada de movilización popular, apoyada ahora en un mayor nivel de organización y experiencia política del pueblo . Los Consejos Comunales, organizados, las comunas, podrán jugar un papel importante en preparar ese nuevo salto si realmente cumplen con su doble papel, de organización popular democrática de las bases populares y de centro de dirección de una incipiente economía de producción social. Para lograrlo deberán desprenderse de la tutela y los recursos del propio Estado que los está gestando y nutriendo; deberán derrotar las tendencias mercantilista que muchas veces anidan en su interior; y deberán ser capaces de enfrentar las trabas que los representantes locales de ese viejo Estado – sean alcaldes o gobernadores, miembros del partido, diputados – ponen a las iniciativas populares, tratando que los indecisos se encuadren armónicamente con el pueblo en la construcción del nuevo Estado, que se definan claramente por la derecha los caudillos locales que reproducen la vieja política y que los de la derecha pierdan los espacios institucionales que aún controlan. No se trata de caer en una nueva ilusión, creyendo que una red de comunas que cumplan acabadamente su papel solucionará la transición al nuevo Estado revolucionario. Pero es indudable que un desarrollo de las comunas en esta dirección será un poderoso factor para que las masas recuperen la iniciativa, para consolidar los vínculos entre ese pueblo y la dirigencia bolivariana en un nivel más alto que en las fases anteriores. Asumir con esa conciencia la tarea constituyentista no solo es tarea de todos y todas, sino que es la única garantía de victoria popular, de lo contrario si nos dejamos llevar por las posiciones reformistas que colocan el acento principal en lo electoral que de suyo tiene la constituyente y en ves de organizar al pueblo para el debate y la lucha, comenzamos a buscar los testigos como elemento principal, no creo que podamos cumplir con éxito la tarea. Empujar los comités constituyentistas para afrontar la lucha y el debate, fortalecer nuestras comunas, unificarlas con el resto para construir las nuevas instituciones ese si es la tarea en la seguridad en que si hacemos esto nos sobraran testigos electorales y para el combate.
PROPUESTAS Y PROGRAMA
En relación al programa no solo comunal, Para todo el pueblo, además de los temas colocados por Maduro, más bien como parte de ellos debemos ya discutir el contenido especifico del socialismo, que logre diferenciar las propuestas reformistas de las revolucionarias, tenemos esa deuda pendiente hay que saldarla, si la hacemos de manera sencilla, nuestros pueblo podrá arrimarse ahora si de forma consciente a lo que intuye como bueno. Después hay que debatir como parte de la estrategia, cuales serian las condiciones necesarias y las fuerzas requeridas para recorrer el camino que va desde donde estamos hasta llegar al cumplimientos de los objetivos para destruir el viejo estado y sustituirlas por otras compatibles con el modo de producción socialista, algo de esto ya está en el debate, pero hay que afinarlo para que el pueblo se dote de ideas que no dejen lugar a dudas que estamos en una constituyente por el socialismo.
Debemos desmontar también todo ese andamiaje de mentiras sobre el carácter no constitucionalista de la constituyente,, así como otras sobre el carácter dictatorial de nuestro proceso. De igual manera debemos apoyar la forma sectorial y territorial de la misma, con constituyentistas del pueblo. Las comunas deben tener el mismo trato de los trabajadores. Y finalmente nuestros constituyentistas serán los mejores hombres y mujeres del pueblo dotados de una propuesta insoslayable de lucha por el socialismo
COMUNA SOCIALISTA JOSE PIO TAMAYO
Para el debate. 15-05-2107
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s